7 calle de Arlaban, 28014 Madrid
agostino.garsea@gmail.com

¿Cómo se convirtió en compositor?

David Holmes se convirtió en compositor

A lo largo de los últimos 20 años, Holmes se ha labrado una estupenda reputación como DJ que va más allá de cualquier tendencia musical. Y, como compositor, no sólo le ha puesto banda sonora a unos cuantos retratos cinematográficos de Belfast o Dublín desde que comenzara con Resurrection Man (Marc Evans, 1998) –la lista es extensa: Hunger (Steve McQueen, 2008), Cherrybomb (2009), Cinco minutos de gloria (Oliver Hirschbiegel, 2009), La recompensa (Ian Fitzgibbon, 2009), Good Vibrations (Lisa Barros D’Sa y Glenn Leyburn 2012), ’71 (Yann Demange, 2014), o I am Belfast (Mark Cousins, 2015)–, sino que es el compositor de cabecera de Soderbergh con el que ha realizado numerosas bandas sonoras de la saga de Ocean’s Eleven (Ocean’s Eleven, Twelve y Thirteen).

En la búsqueda de tener una vida más tranquila, apuesta por el cine no solo porque le aporta la calma perdida en las numerosas sesiones como DJ sino también porque como artista le gustan los nuevos retos y ante cada película tiene la oportunidad de crear algo nuevo cada vez. La colaboración es vital para Holmes ya que alimenta su creatividad, le mantiene conectado y siente que siempre está aprendiendo algo nuevo y diferente. De entre los directores con los que ha tenido el placer de trabajar es McQueen para la película Hunger que más le ha marcado. Para él cambió la forma de entender la música en el mundo cinematográfico.

Esa búsqueda de la calma le ha llevado a mudarse a su natal Belfast dejando atrás Los Angeles. Una decisión debida sobre todo al trabajo y quería alejar a su hija de la típica educación americana y acercarla más a la europea. Al fin y al cabo es en Belfast donde descubre toda la inspiración de su carrera gracias al acid-house con ritmos como R&B, modern jazz…

Tanto es el afán de Holmes por las películas que ha decidido él mismo dirigir su primer largometraje sobre la muerte y la espiritualidad. Él no se considera religioso pero respeta a las personas que van a misa cada mañana y sin duda está presente en su trabajo. Para él que su mayor miedo es la muerte, intenta encontrar las respuestas a través de la música y que al combinarla con imágenes se convierte en una obra maestra cargada de intenciones.

Por último David Holmes es un gran compositor que ha sabido crecer ante grandes proyectos como es el de ponerle música a un película y con grandes éxitos como Ocean’s.